viernes, 20 de julio de 2007

Caluroso verano

No se si os pasa lo mismo que a mi, pero cuando viene el verano con sus calores, se me quita el hambre. Solo pensar en comidas calientes, aceitosas y/o grasientas, se me van las ganas de comer.
Así que acabo comiendo mas ensaladas que en invierno, lo cual ya me va bien porque me gustan bastante.

Pero lo que realmente me apetece comer (o beber según se mire) en estos días de calor es el gazpacho. Un buen bol de gazpacho en la mesa de la terraza... ¡¡¡eso es vida!!!.

De hecho el gazpacho está de los primeros en mi lista de "grandes inventos de la humanidad" (preferentemente gazpacho casero).

Pues bueno, sin mas dilación, ahí va la receta que uso para mis gazpachos caseros:

5 Tomates
1 Pepino
1 Pimiento verde
1/2 Pimiento rojo
1/2 Cebolla
Aceite, sal y vinagre

Quítale la piel al pepino, trocéalo todo y tritura todos los ingredientes juntos. Luego añádele aceite, sal y vinagre a gusto.

Si quieres, también le puedes añadir dados de pepino, tomate y pimiento rojo, o trozos de pan tostado (esto último lo recomiendo)

Pues nada mas, a disfrutar del verano y buen provecho.

lunes, 2 de julio de 2007

Una verdad incómoda


El sábado estuve viendo el documental Una verdad incómoda de Al Gore (fragmento)

Me gustó porque hace una exposición muy gráfica de lo que está sucediendo a nivel planetario en lo que se refiere al cambio climático. Al contrario de lo que muchos creen, no es cosa de un futuro lejano, sino que es algo que ya se está produciendo.

Sin embargo, el mensaje de la película es positivo e invita a cada uno a aportar su granito de arena para paliar el cambio climático.

Ahí van unos cuantos consejos se comentan en la película (extraídos de Wikipeida) y accesibles para cualquiera:
  • Cambiar las bombillas tradicionales por las lámparas compactas fluorescentes (CFL). Las CFL, consumen 60% menos electricidad que una bombilla tradicional, con lo que este simple cambio reducirá la emisión de 140 kilos de dióxido de carbono al año.
  • Fijar el termostato a dos grados menos en invierno y dos grados más en verano. Ajustando la calefacción y el aire acondicionado se podrían ahorrar unos 900 kilos de dióxido de carbono al año.
  • Usar menos agua caliente. Se puede usar menos agua caliente instalando una ducha-telefono de baja presion y lavando la ropa con agua fría o tibia.
  • Utilizar un colgador en vez de la secadora de ropa. Si se seca la ropa al aire libre la mitad del año, se reduce en 320 kilos la emisión de dióxido de carbono al año.
  • Comprar productos de papel reciclado. La fabricación de papel reciclado consume entre 70% y 90% menos energía y evita que continúe la deforestación mundial.
  • Comprar alimentos frescos. Producir comida congelada consume 10 veces más energía.
  • Comprar alimentos orgánicos. Los cultivos orgánicos absorben y almacenan mucho mas dióxido de carbono que los cultivos de las granjas "convencionales".
  • Evitar comprar productos que vengan en envases pesados. Si se reduce en un 10% la basura personal se puede ahorrar 540 kilos de dióxido de carbono al año.
  • Reciclar, se pueden ahorrar hasta 1000 kilos de residuos en un año reciclando la mitad de los residuos de una familia.
  • Elegir un automóvil de menor consumo. Al comprar un automóvil nuevo puede ahorrar 1.360 kilos de dióxido de carbono al año si este rinde dos kilómetros por litro de gasolina más que el otro. Es preferible que compre un automóvil híbrido o con biocombustible.
  • Usar menos el coche. Prefiera caminar, andar en bicicleta, compartir el automóvil y usar el transporte público. Reduciendo el uso del automóvil en 15 kilómetros semanales evita emitir 230 kilos de dióxido de carbono al año.
  • Revisar semanalmente los neumáticos. Inflar correctamente los neumáticos mejora la tasa de consumo de combustible en más del 3%. Cada litro de gasolina ahorrado evita la emisión de tres kilos de dióxido de carbono.
  • Plantar árboles. Una hectárea de árboles elimina, a lo largo de un año, la misma cantidad de dióxido de carbono que producen cuatro familias en ese mismo tiempo. Un solo árbol elimina una tonelada de dióxido de carbono a lo largo de su vida. La sombra de un arbol sobre una casa puede ahorrar hasta 30% en costos de refrigeracion
  • Pedir a la compañía eléctrica que cambien a energía renovable. Si dicen que no la disponen, preguntar por qué.